Our home MTC

A fitting home

El Centro Tecnológico de McLaren (MTC), diseñado por el célebre arquitecto británico Lord Norman Foster, es una espectacular declaración arquitectónica. Discreto e impresionante al mismo tiempo. 

 

Bello y de tecnología avanzada. Cada detalle tiene su razón de ser… crear el entorno perfecto para fabricar coches extraordinarios. El edificio refleja a la perfección nuestro espíritu inquebrantable. 

 MTC

ARQUITECTURA E INGENIERÍA EN ARMONÍA

La colaboración entre el estudio del eminente arquitecto británico Lord Norman Foster y el fabricante de coches más tenaz prometía crear un entorno único. En el Centro Tecnológico de McLaren, nuestro hogar desde 2004, el resultado va mucho más allá. El MTC representa el perfeccionismo en el que se fundamenta el espíritu de ambas organizaciones.

 MPC

DONDE UN McLAREN COBRA VIDA

Construir un McLaren es un proceso exigente y complicado. Y aún así, en el Centro de Producción de McLaren (MPC) hay una increíble sensación de calma y control. Este edificio blanco de líneas puras, de 200 metros por 100 metros, alberga nuestra cadena de producción, que ocupa todo el espacio. Del MPC salen cada día 22 coches McLaren, todos montados a mano cuidadosamente por nuestro equipo de grandes talentos y con la ayuda de las últimas tecnologías.

  MTC Blueprint

REPLANTEAR LA CUESTIÓN

Perfección. A veces solo se logra si se analiza un problema de una forma diferente. Cuando se estaba diseñando el MTC, el equipo se dio cuenta de que se tendrían que cortar las baldosas elegidas para que encajaran en las dimensiones del edificio de 300 x 100 metros. Algo habitual, por supuesto. Pero no era suficiente. Así que para conservar la simetría, cambiaron el tamaño del edificio. Con unas dimensiones de 300 x 99 metros, las baldosas encajaban a la perfección. Problema resuelto.

 Wind tunnel

MOLDEADO POR EL VIENTO

El túnel del viento. Cada McLaren se moldea según la información esencial que allí se obtiene. Por medio del estudio constante sobre cómo interactúa el aire con la carrocería del coche. Y el meticuloso perfeccionamiento de cada curva, hueco, saliente y superficie. El objetivo es sencillo: mejorar el rendimiento aerodinámico. Desde aumentar la carga aerodinámica hasta incrementar el agarre y la estabilidad. Reducir la resistencia para lograr una mayor aceleración. En resumen, cada McLaren es la representación visual de su aerodinámica. Del morro a la parte posterior.